viernes, 5 de diciembre de 2008

"Risky Show-Business"



Yo no se tu, Pedro, pero pienso institucionalizar en la medida de lo posible la comida de los viernes. Para quienes no lo sepan, servilleta y Pedro Bonofiglio compartimos mesa los viernes al mediodía en Punto Radio hablando de baloncesto y, en las últimas semanas, acostumbramos ir a picotear algo al final y, de paso, charlar un poco de como esta el patio. En esos encuentros regados por cocacola y fast food, sacamos a la palestra asuntos y temas relativos a la profesión: mas de una vez han surgido historias cojonudas que pronto (esperemos) se plasmarán en diversos ambientes. Las ganas de currar y la imaginación al poder.

El caso es que hoy veníamos con el tema desde que salimos de la radio: por lo visto, la crisis empieza a darle duro al sector de los medios y en algunos las reducciones de plantilla están a la orden del día (por cierto, dignas del mismísimo Ebenezer Scrooge, a nada de Navidades). Hablamos de cifras que conocíamos, otras que habían llegado a nuestros oídos y luego los famosos "cheques en blanco" y llegamos a una conclusión digna de cualquier analista sensato: los medios no se arriesgan apostando por lo barato, sino que acaban por hundirse por jugarse las cartas con lo caro. Tres bajas de una temporada a la otra en cierta emisora dieron por resultado una reducción del presupuesto de 1000 millones de pesetas: tres, solo tres. Esto hay que aplicarlo a una emisora que tiene su tiron, pero no es de las grandes; así, luego pensar en las que tienen de verdad para gastar y sacar a la luz salarios tiene que ser acojonante.

En nuestro mundillo es mas cierto que el hecho de que yo escribo esto y vosotros lo leeis: un ex-jugador aporta poco o nada cuando el periodista que le acompaña está superpreparado, sabe de lo que habla o cuando comparte una retransmisión con un auténtico experto. Sin embargo, seguimos viendo en las teles y oyendo en las radios a la misma gente dar vuelta sobre las mismas estupideces cada fin de semana y viviendo de carreras en los campos. Profesionales como la copa de un pino malviven porque pinta mas un gracioso que un experto.

Como venía diciendo, arriesgar en los negocios, en el "business", es dificil, pero en el "show-business" no importa: tu pones la cara conocida, buscas esa complicidad con el espectador aunque la producción y los contenidos sean una mierda pero te vas contento a tu casa sabiendo que las audiencias te han subido. Ahora, cuando la gente cambie de canal, se pierdan ingresos por publicidad y de cara al proximo ejercicio revisen los gastos, no pienses en que trajes comprarte para el año nuevo: que allí solo va a quedar tu cabeza en una pica.

PD: Cesar, se que admiras mas que a nadie a Daimiel, pero de 100 veces que te dieran a elegir entre él y Montes para hacer un producto "made in laSexta", ¿cuantas veces lo elegirías?
PD2: Por cierto, hablando de salarios y baloncesto, interesante reflexión de Henry Abbott en TrueHoop.
PD2: Os he torturado con el video de antes, os alegro la vista con otra versión...


1 comentario:

tiempodemagia dijo...

Interesante reflexion sobre el mundillo del periodismo. Supongo, en mi ignorancia que hay que conocerlo antes de decir nada.

http://tiempodemagia.wordpress.com